¿Los inmigrantes tienen más años de educación que los chilenos? No tan rápido

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

  • Por Dr. Mengele (M.D.; Ph.D; MBA)

Este será el primero de varios post refutando frases clichés mamertas que se están instalando en los medios y redes sociales para, a través de un discurso pussy-progre “políticamente correcto”, evitar cualquier tipo de crítica hacia los inmigrantes que llegan a Chile. Aquí en MCHGA les contamos las cosas como son, y nos importa un reverendo pepino si la realidad afecta vuestra sensibilidad. Vamos con el mito de este escrito, y seguro ya lo han escuchado/leído hasta el cansancio: “El nivel de educación promedio de los inmigrantes es mayor o al menos igual que el chileno”.

1.- Un estudiante chileno tiene como mínimo 12 años de estudios obligatorios considerando la enseñanza media. Y de los inmigrantes en Chile, solo un 45% tiene educación media (o secundaria) completa (CEP, 2016). Si hablamos de calidad de la educación, según la Prueba Pisa, Chile tiene el mejor sistema educacional de Latinoamérica (PISA, 2015). Por lo tanto, tener estudios medios terminados en Chile no es lo mismo que tenerlos terminados en Colombia, Bolivia, o Perú (donde la enseñanza media tiene un año menos que en Chile) – de hecho, solo Uruguay se acerca en calidad al nivel chileno en la región.

2.- Para complementar el punto 1, el sistema educacional del Estado de Nueva York solo reconoce a los estudiantes chilenos el 100% de los años cursados en Latinoamérica. Por ejemplo, si un estudiante chileno termina 5º básico ingresa automáticamente a 6º básico o si termina 1º medio en Chile ingresa a 2º medio en cualquier escuela neoyorquina. Los estudiantes provenientes de los demás países latinoamericanos les rebajan uno o más años para no perjudicar el nivel de estudios de los niños neoyorkinos (NY- Education Department).

3.- Si analizamos los índices de alfabetismo, Chile con Argentina son los países con mayor alfabetización de Latinoamérica y 37º del mundo (WMLN, 2016), mientras que países como Haití tienen un 40% de población analfabeta (UNESCO, 2015).

4.- En términos porcentuales Chile junto con Argentina son los países cuentan con la mayor población cursando estudios superiores – entre 5 y 6 mil estudiantes por cada 100 mil habitantes (UNESCO, 2015). Si queremos comparar el nivel de capacitación o educación de los extranjeros predominantes en Chile, estos tienen básicamente terminado 8º básico como promedio (último año de enseñanza primaria en Chile). Además, de los inmigrantes en Chile, solo un 12% tiene estudios universitarios. (CEP, 2016)

5.- A pesar de que los migrantes que llegan a Chile reportan niveles educacionales “bastante alto”, eso no implica que tales credenciales sean reconocidas en Chile: solo un poco menos del 15% de los individuos con educación técnica y casi 30% de los con diplomas universitarios han logrado convalidar sus estudios en Chile (CEP, 2016).

6.- Respecto a los dos puntos anteriores, si hablamos de calidad de las universidades, solo Chile junto a Argentina y Brasil tienen universidades dentro de las 500 mejores del mundo (ARWU-2015), por lo cual alguien que estudio, por ejemplo, en Perú, Bolivia, Colombia o Haití no tiene necesariamente mejores competencias profesionales que su par chileno.

7.- Si estos extranjeros traen supuestamente niveles superiores de educación que un chileno promedio ¿Por que realizan los trabajos más básicos y peores remunerados? Recuerden que no estamos hablando del porcentaje mínimo de inmigrantes provenientes de Norteamérica o Europa, quienes normalmente tienen estudios superiores de igual o mejor calidad que la chilena, y vienen a realizar trabajos calificados y/o de alta especialización; estamos hablando de la gran masa de inmigrantes, que son mayormente de clase baja o media de países (vienen buscando mejor calidad de vida en Chile) con peores sistemas educativos como Perú, Bolivia, Colombia, Haití, etc (Departamento de Extranjería e Inmigración, 2015).

8.- Si evaluamos la calidad a nivel profesional, podemos tomar el caso de los médicos, la profesión que normalmente exige la mayor calificación y preparación académica para poder ingresar. Resulta que un 73% de los médicos extranjeros no logra aprobar el EUCANOM en Chile, prueba que mide los conocimientos y aptitudes mínimas necesarias para ejercer la profesión – mientras que solo un 3% de los chilenos la reprueba. Esto es algo crítico, ya que los médicos titulados en el extranjero suelen copar los puestos de salud pública, donde se atiende la gente con menos recursos del país. Basta conversar con médicos del sector público y les contarán como deben lidiar con colegas extranjeros que no tienen habilidades que para un profesional chileno son básicas, por ejemplo, no saben las dosis pediátricas ni administrar insulina, tienen muy mal manejo farmacológico, no los preparan para atender de forma satisfactoria el plan de salud cardiovascular, no saben administrar insulina, o intubar a un paciente que está muriendo en urgencia, etc; la gran mayoría solo viene preparado en medicina básica, para ver dolores de estómago, resfrío o complicaciones que en Chile pueden ser atendidas perfectamente por una enfermera. PD: Si creía el mito de la excelente medicina cubana, solo un 23% de los médicos cubanos ha aprobado el EUNACOM por primera vez y un 12% adicional lo ha hecho al rendirlo incluso por cuarta vez.

9.- Como complemento final, se debe considerar el ranking de coeficiente intelectual (CI) de la población latinoamericana, donde solo los países del cono sur (Chile, Argentina y Uruguay están en el rango de 90-96, mientras que todos los países latinos hacia el norte tienen CI menor a 89 como promedio de población (Lynn & Vanhanen, 2014).

10.- Visto todos estos datos duros, el lector comprenderá que a nivel laboral/productivo no es lo mismo un negro haitiano promedio que completó la enseñanza secundaria (seguramente en un colegio de mala muerte), a un chileno que haya completado estudios secundarios (y que con mucha seguridad tendrá mayor CI); ídem con un negro colombiano que tenga estudios universitarios (probablemente de dudosa calidad) a un chileno que haya completado estudios universitarios. Y lo mismo corre para comparar inmigrantes latinos: basándonos en los datos, es muy poco probable que por ejemplo, un ingeniero boliviano o colombiano este más calificado y capacitado que uno brasileño, o que un dominicano con estudios secundarios tenga más inteligencia y/o capacidades laborales que un uruguayo o argentino con estudios medios.

No se trague los eslóganes del gobierno o los progres, consulte sus dudas aquí con el Centro de Estudios Académicos de MCHGA.

Sobre el Autor

Me llamo Josef Mengele, soy médico, antropólogo y ex-oficial alemán. Realicé experimentos pioneros en genética humana en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente tuve que arrancar a Argentina por la persecusión (((judía))). Se dice que morí de un infarto en Brasil en la década de 1970’s. Sin embargo, fue un mito inventado para irme a trabajar tranquilo a la Amazonia, donde descubrí el elixir de la vida alargando los telómeros cromosómicos y regenerando todos los tejidos celulares del cuerpo humano. Hoy vivo tranquilo y retirado en la comuna de Las Condes, en Santiago de Chile, y estoy más joven que nunca trabajando desde las sombras para hacer a Chile Grande de Nuevo. Cualquier duda sobre salud y genética te la respondo en los comentarios.

  • Margarita Katrenko

    Cómo hizo el descubrimiento de los telomeros cromosómicos? ¿Significa eso que todos podemos ser jovenes eternamente?